• #
  • #
  • #

cucf-facebook cucf-twitter

Destacados

  • 0
  • 1
  • 2
prev
next

Terceras Jornadas Nacionales de Derecho de Familia se realizarán el 21 y 22 de Junio en la UC

News image

Con el objetivo de contribuir al desarrollo académico del Derecho de Familia en nuestro país, se llevará a cabo en la Universidad Católica de Chile, l...

Leer más...

Construyendo Familia en Radio María: La Importancia de la conciliación familia- trabajo

News image

En el último programa de Construyendo Familia en Radio María, nuestra Coordinadora Ejecutiva, Cecilia Corbalán, conversó con Verónica Hoffmann, quien ...

Leer más...

Treinta alumnos finalizaron con éxito el Diplomado Familia y Sociedad 2016

News image

      Un diverso grupo de profesionales fue parte de la ceremonia de graduación de la undécima versión del Diplomado Familia y Soc...

Leer más...

Agenda

Sin eventos

youtube

 

construyendo-familia

 

logo linkedin

 

 

Inicio Columnas de Opinión Columna El rol de la madre en el Chile de hoy
El rol de la madre en el Chile de hoy Imprimir E-mail

Cecilia

 

Hoy en día, las mujeres tenemos un sinnúmero de roles que cumplir. Somos madres, esposas, trabajadoras, deportistas, profesionales, etc. Algo muy distinto a lo que ocurría a mediados del siglo XX, tiempos en los cuales la mujer estaba dedicada, principalmente, al cuidado de la casa y de los hijos.

 

Un ejemplo de lo que ocurría en esos años lo podemos ver en uno de los relatos que hacía el padre Alberto Hurtado en su libro Moral Social, en el cual dedicó largos párrafos a resaltar el importante rol que la mujer cumplía al interior de la familia: “Es gravísimo abuso y con todo empeño ha de ser extirpado, que la madre, a causa de la escasez del salario del padre, se vea obligada a ejercitar un arte lucrativo, dejando abandonados en casa sus peculiares cuidados y quehaceres y, sobre todo, la educación de los niños pequeños. Ha de ponerse, pues, todo esfuerzo en que los padres de familia reciban una remuneración suficientemente amplia para que puedan atender convenientemente a las necesidades domésticas ordinarias. Si las circunstancias presentes de la vida no siempre permiten hacerlo así, pide la justicia social que cuanto antes se introduzcan tales reformas, que a cualquier obrero adulto se le asegure ese salario”.

 

Hoy, debido a múltiples factores y, especialmente, debido a que, en muchos casos, los salarios de los empleados son muy bajos, desoyendo así las palabras del Padre Hurtado, las mujeres se han visto obligadas a salir a buscar trabajo fuera del hogar, dejando la educación de los niños pequeños encargada a terceras personas o a jardines infantiles o a salas cunas, etc.

 

Lamentablemente, vemos que muchos de estos niños crecen sin una figura parental que les entregue todo el amor y los cuidados que necesitan. Muchos de estos niños manifiestan sentimientos de abandono y desamor, sobre todo en el caso de los niños que tienen dificultades de aprendizaje, por ejemplo, niños que necesitan de mayor apoyo y preocupación. La presencia del padre o la madre se hace más necesaria en esos casos en que el pequeño se verá sometido a situaciones de presión por su bajo rendimiento escolar.

 

En el caso de los adolescentes, existen estudios que demuestran que estos tienen menos posibilidades de sufrir ansiedad emocional si sus padres están en casa cuando se despiertan, cuando vuelven del colegio, en la cena y cuando se van a dormir. Un dato importante que revela otro estudio es que “comparados con los adolescentes que cenan en familia con asiduidad (cinco noches o más a la semana), los que lo hacen sólo dos noches o menos tienen el doble de posibilidades de estar involucrados en el abuso de drogas. La incidencia de fumadores es dos veces y media mayor, la de consumo de alcohol una vez y media, y la del consumo de marihuana casi el triple”. ( http://www.centeronaddiction.org/ )

 

Ante esta realidad y, para disminuir las negativas consecuencias que la ausencia de los padres ha tenido en la formación de los hijos, surgen hoy dos propuestas concretas para equilibrar los roles de los padres entre el trabajo y la familia. La primera de ellas es la aplicación de medidas como la de la conciliación familia-trabajo, un concepto que, en Chile, ha sido impulsado fuertemente por la filósofa Carolina d’Ell Oro, quien participó, hace algunas semanas, en el programa “Construyendo Familia” que el Centro UC de la Familia emite por Radio María semanalmente.

 

Carolina analizó, en esa oportunidad, el rol de la madre en la sociedad actual y se lamentó de que hoy en día la sociedad se refiera a los hijos como “cargas”, cuando ellos, en realidad, son “el regalo más hermoso que la vida nos puede entregar”. Cualquier sacrificio que se haga por ellos, señaló d’Ell Oro, debiese ser vivido como un regalo, como un gozo, como el disfrutar viendo a los hijos ser felices, sentirse amados.

 

La formación de los hijos es el deber número uno de los padres pues los niños de hoy serán los adultos del mañana y, por eso, es responsabilidad de toda la sociedad el que los niños reciban una educación y una formación de óptima calidad y, los que mejor pueden hacer ese trabajo, son los propios padres, quienes lo harán con amor y dedicación.

 

Carolina d’ell Oro plantea: “Cuando le estoy  enseñando a mi hijo a preocuparse de los demás, cuando le estoy enseñando a desarrollar sus talentos, estoy haciendo que Chile sea más completo. La maternidad y la paternidad son la forma más gloriosa del desarrollo de una sociedad. Y ese tema lo tenemos que volver a revalorar”. Ante esta necesidad es que surge la Conciliación Familia-Trabajo como una solución al problema. Tanto los empleadores como los empresarios deben volver a poner en el centro de su negocio a la persona y a la familia. 

 

Gran parte de las personas que trabajan manifiestan, según diversos estudios, preferir la flexibilidad laboral, con el fin de poder estar más cerca de sus familias, antes que cualquier otro tipo de beneficio y compensación.

 

Carolina d’ell Oro, a través de su consultora Concilia, ha realizado diversas alianzas que fomentan la conciliación trabajo-familia. Hoy existen reconocimientos a las empresas e instituciones que invierten en fomentar la presencia paterna y materna en el hogar. Existen rankings e, incluso, se ha acuñado el concepto de empresas “familiarmente responsables”.

 

Un ejemplo admirable es que el lleva a cabo el BCI con su “plan de trabajo flexible” en que los trabajadores, según sus necesidades, organizan su trabajo para estar más presentes en sus hogares. Una de ellas, que quiso contar su experiencia, es Maycha Muñoz (37), jefa de estudios organizacionales y madre de dos hijos de 6 y 7 años: "Ellos saben que el miércoles es el día en que la mamá trabaja en la casa. Ya el martes están haciendo panoramas y planes de qué vamos a hacer", cuenta.

 

Como se ahorra la hora y media que le toma llegar a la oficina desde Lampa, Maycha se levanta un poco más tarde. A las 8:45, después de que se van sus hijos al colegio, se baña y se viste ("como si fuera a trabajar"), enciende su notebook, que está conectado con la central del banco a través de una plataforma aportada por Google y empieza a trabajar. Entre medio habla con clientes por teléfono (su número de la oficina está anexado al celular) y tiene reuniones con otros colaboradores por Hangouts.

 

"Los temas que me requieren más concentración los dejo para el miércoles. En la casa a veces soy más productiva". Trabaja de corrido hasta las 13 horas, cuando va a buscar a sus hijos al colegio. Almuerza rápido y vuelve a trabajar hasta las 18:15, cuando se desconecta y queda libre para ellos.

 

Por último, es imprescindible también que siga creciendo en nuestro país la corresponsabilidad parental, es decir que tanto el padre como la madre se hagan cargo de las tareas domésticas y del cuidado de los hijos, compartiendo la satisfacción de criar a los niños y de entregarles el amor que necesitan día a día, realizando todos los sacrificios que haga falta en su beneficio, en forma conjunta.

 

 

Por Cecilia Corbalán
Coordinadora Ejecutiva Centro UC de la Familia y Conductora programa “Construyendo Familia” de Radio María.

 

 

 

Centro UC de la familia - Avenida Libertador Bernardo O`Higgins 340, primer piso, oficina 15 - Teléfono: 56 (2) 2354 21 52 - Correo: centroucfamilia@uc.cl