• #
  • #
  • #

Destacados

  • 0
  • 1
  • 2
prev
next

Terceras Jornadas Nacionales de Derecho de Familia se realizarán el 21 y 22 de Junio en la UC

News image

Con el objetivo de contribuir al desarrollo académico del Derecho de Familia en nuestro país, se llevará a cabo en la Universidad Católica de Chile, l...

Leer más...

Construyendo Familia en Radio María: La Importancia de la conciliación familia- trabajo

News image

En el último programa de Construyendo Familia en Radio María, nuestra Coordinadora Ejecutiva, Cecilia Corbalán, conversó con Verónica Hoffmann, quien ...

Leer más...

Treinta alumnos finalizaron con éxito el Diplomado Familia y Sociedad 2016

News image

      Un diverso grupo de profesionales fue parte de la ceremonia de graduación de la undécima versión del Diplomado Familia y Soc...

Leer más...

Agenda

Sin eventos

facebook

 

youtube

 

construyendo-familia

 

twitter_logo

 

logo linkedin

 

 

Inicio Columnas de Opinión Columna Buena relación Familia-Escuela = Felicidad y buen rendimiento escolar
Buena relación Familia-Escuela = Felicidad y buen rendimiento escolar Imprimir E-mail

familia escuelaTareas para la casa, reuniones de apoderados, citaciones del Centro de Padres, Kermesses, escuelas para padres, etc., etc., etc. Todas estas actividades se transforman, muchas veces, en dolores de cabeza para los padres. Sin embargo, se ha demostrado que el involucrar a los apoderados en la educación de sus hijos tiene grandes beneficios para los estudiantes.

 

Por Cecilia Corbalán
Coordinadora Ejecutiva Centro UC de la Familia y Conductora del Programa “Construyendo Familia” en Radio María

 

Muchos abogan hoy en día por prohibir las tareas para la casa. Argumentan que los niños están cansados, sobrecargados y estresados. Sostienen que necesitan más tiempo para descansar y jugar y que, además, las tareas significan un problema para los padres que trabajan pues, dicen, ellos deben llegar en la noche, cansados, a preocuparse de las tareas y deberes escolares de sus hijos.

 

Sin embargo, dos de las especialistas en educación que participaron recientemente en el Programa “Construyendo Familia” que el Centro UC de la Familia emite los días viernes a través de Radio María, sostienen que, cuando las tareas y trabajos para la casa son bien planificados y diseñados, significan un gran aporte para mejorar la relación entre hijos y padres pues, según explican, el involucrar a los padres en la educación de los hijos mejora el rendimiento escolar y la autoestima de los niños, entre otras cosas.

 

La profesora Malva Villalón, de la Facultad de Educación de la Universidad Católica de Chile, explicó en Radio María que existen distintos tipos de tareas o trabajos para la casa. Aquellos que son planificados por los profesores dentro del contexto de las materias que se están pasando en clases, para complementar y enriquecer lo que están aprendiendo los niños en la escuela y que son enviados con la suficiente antelación a la fecha de entrega a las casas, les dan la posibilidad a los estudiantes de trabajar en conjunto con sus padres, planificando la mejor forma de resolver los desafíos que se les plantean desde el colegio. Esto, indudablemente, permite que los padres se involucren en el proceso educativo de sus hijos, ayudando al niño a resolver de la mejor manera posible la tarea. En conjunto con los niños, los padres pueden proponer ideas novedosas para realizar el trabajo, como por ejemplo, visitar un museo o conseguir libros interesantes de dónde obtener las respuestas y revisarlos juntos, estimulando al niño a aprender. Esta interacción enriquece a los niños, motivándolos a aprender con cariño y mejorando, de paso, su relación familiar.

 

Esta misma visión es la que tuvieron en la Fundación CAP cuando crearon el programa “Aprender en Familia” en el año 2010. Ellos se dieron cuenta de que al intensificar la presencia de los padres en la educación de sus hijos se producía un mejoramiento del rendimiento escolar de los niños. Revisando experiencias a nivel internacional, la Fundación proyectó un programa para mejorar la relación entre la familia y la escuela. Ese programa ya tiene seis años de vida y, hace pocos días, se dieron a conocer los resultados de la primera evaluación científica a la que se someten.

 

Teresa Izquierdo, Directora de Educación del “Aprender en Familia”, contó en Radio María que los resultados de la evaluación realizada por J-PAL (Abdul Latif Jameel Poverty Action Lab), centro fundado en el MIT, demostraron que el hecho de involucrar a los padres en la educación de sus hijos mostró resultados significativos en las distintas variables evaluadas, como, por ejemplo, apoyo en el aprendizaje, convivencia en el hogar, relación padre e hijo, puntajes SIMCE, lectura, asistencia escolar y disminución de la violencia. 

 

El estudio comparó, durante tres años, a 26 escuelas municipalizadas en las cuales se aplicaba el programa “Aprender en Familia”, con otras 36 donde no se aplicó. Al cabo de los tres años, los resultados demostraron que el trabajo de fortalecimiento de la relación familia-escuela tiene un alto impacto tanto al interior de la familia como también en el propio ambiente escolar, lo que propicia que se generen interacciones más positivas y provechosas entre los padres de los estudiantes y sus profesores. 

 

Como lo señala el informe de J-PAL, el programa “Aprender en Familia” logró implementarse con fidelidad a su diseño y cumplir plenamente con su objetivo principal. Su evaluación demuestra resultados estadísticamente significativos en las dimensiones evaluadas, destacando el hecho de que los apoderados que participaron declararon contar con más y mejores herramientas para apoyar a sus hijos, además de mostrarse más involucrados en lo que les sucede; son más quienes tras el programa dicen saber dónde están sus hijos y conocer a sus amigos más cercanos. Asimismo, aumentan los padres que saben qué programas de TV ven sus hijos y se fijan en los juegos o páginas web que ocupan en el computador. Todos indicadores muy importantes para mejorar su desarrollo y aprendizaje escolar.

 

Destacó también la variable apoyo a la lectura, donde los estudiantes que recibieron el programa aumentaron su interés y gusto por leer, tanto en casa como en la escuela. También se observó un promedio más alto de días a la semana en que realizan esta actividad, ya sea con diarios, revistas o libros. 

 

Otro resultado importante de la evaluación, fue la disminución en los índices de violencia. El informe arrojó que un 12% menos de niños de las escuelas que recibieron el programa “Aprender en Familia” reconoció haber comenzado una pelea con otro compañero o haber molestado en grupo, como así también se observó una disminución al preguntar si han presenciado o sufrido golpes en su casa. Esto es corroborado por profesores quienes aprecian menos conflictos en clases y manifiestan que sus estudiantes los tratan a ellos con más respeto.

 

De esta forma, podemos concluir que, como lo demuestra el ejemplo del “Aprender en Familia”, a pesar de que muchas veces los padres estamos cansados y nos sentimos sobrepasados por las demandas que nos llegan desde el colegio, vale la pena hacer el esfuerzo. Así lo demuestran también diversas investigaciones que señalan que la participación activa de los padres en la educación de sus hijos es garantía de buenos resultados académicos (Ballen & Moles, 1994; Eurydice, 1997; CIDE – UNICEF, 2000; Akinlolu, 2002).

 

No cabe duda entonces: la invitación es a sumarse al trabajo de la escuela, ya que está demostrado que el efecto de las familias en la educación es determinante, siendo prácticamente igual o más influyente que el efecto de las escuelas al explicar los logros académicos de los niños.

 

 

Centro UC de la familia - Avenida Libertador Bernardo O`Higgins 340, primer piso, oficina 15 - Teléfono: 56 (2) 2354 21 52 - Correo: centroucfamilia@uc.cl